Scaramouche - Ciclo "Joyas del Cine Mudo: Rex Ingram" (Zaragoza, Huesca y Teruel)

Fecha12/10/2012-12/12/2012
LugarZaragoza: Sala Pilar Sinués, Ed. Paraninfo (Pza. Paraíso, 4)
Huesca: Fac. Empresa y Gestión Pública (Plaza de la Constitución, 1)
Teruel: C.M.U. Pablo Serrano (Cuidad Escolar, s/n)

Zaragoza, Huesca, Teruel
Hora07:00 PM
EntradaLibre
OrganizaVicerrectorado de Cultura y Política Social de la Universidad de Zaragoza - Área de Cultura
ColaboraVicerrectorados de los campus de Huesca y de Teruel

SCARAMOUCHE

País: EEUU Año: 1923 Duración: 124 min. B/N

Dirección: Rex Ingram.
Guión: Willis Goldbeck basado en la novela homónima de Rafael Sabatini.
Fotografía: John F. Seitz.
Montaje: Grant Whytock.
Intérpretes: Lloyd Ingraham, Alice Terry, Ramon Novarro, Lewis Stone, Julia Swayne Gordon, William Humphrey, Otto Matiesen, George Siegmann, Bowditch Turner, James Marcus, Edith Allen, John George, Willard Lee Hall, Rose Dione.

Sinopsis: André-Louis Moreau es un estudiante de Derecho, durante el tiempo de la amenazante Revolución Francesa, que políticamente apoya a sus conciudadanos descontentos. Durante una confrontación con el Marqués de la Tour d'Azyr, un temido noble comprometido con la causa monárquica, éste asesina a un agitador amigo de André, quien, incapaz de mantener un duelo contra la legendaria maestría con la espada del marqués, jura venganza y se une a una compañía de circo, escondiéndose bajo la apariencia de un payaso, Scaramouche, mientras se instruye en el arte de la esgrima con un experto. André se enamora de una amante del marqués que le abandona tras conocer su infidelidad. Cuando el malestar político se torna en rebelión, el joven y el marqués cruzan el acero.


PROYECCIONES:

Zaragoza: Lunes 10 de diciembre a las 19:00 h.
Huesca: Miércoles 12 de diciembre a las 19:30 h.
Teruel: Lunes 10 de diciembre a las 19:00 h.


Comentario del film:

No hay mejor descripción de un héroe de capa y espada que el famoso inicio de la novela de Rafael Sabatini Scaramouche (1921): “Nació con el regalo de la risa y la idea de que el mundo estaba loco”. Ha habido diferentes versiones del libro, que un crítico llamó “probablemente la mejor novela de 'capa y espada' del siglo veinte”. La película que hizo MGM en 1952 con Stewart Granger puso el acento en la risa, con mucha comedia y un audaz e improbable duelo a espada en un teatro.

La versión de 1923, más fiel a la novela, se centra en el alocado mundo de la Revolución Francesa. André, un estudiante de derecho, se une a los revolucionarios después de que su amigo Philippe sea asesinado por un cínico aristócrata. André se esconde entre un grupo de actores adoptando el papel de Scaramouche el payaso. Se convierte además en un famoso espadachín y un miembro del nuevo gobierno. En el clímax, André se encuentra con su némesis, el Marqués, en un duelo.

El irlandés Rex Ingram tenía buen ojo para el talento. Las estrellas Ramón Novarro y Alice Terry (la esposa de Ingram), saltaron al estrellato en películas de Ingram, Terry en Los cuatro jinetes del apocalipsis (The Four Horsemen of the Apocalypse, 1921) y Novarro en El prisionero de Zenda (The Prisoner of Zenda, 1922). Ambos se ganaron un alto respeto por sus actuaciones en Scaramouche. Pero es Lewis Stone como el Marqués quien acapara la película con su retrato de un aristócrata hastiado. Stone –más conocido como el sabio juez Hardy en las películas de “Andy Hardy”– interpretaría un pequeño papel como padre de Philippe en el remake de 1952 de Scaramouche.

Rex Ingram está casi olvidado hoy en día, pero algunos estudiosos del cine le consideran equivalente a Griffith o Von Stroheim. Ingram estaba en su salsa con las películas históricas de gran escala al estilo de Scaramouche. Trabajando con su director de fotografía favorito, John Seitz, Ingram mostró un gran estilo visual, habilidad en el manejo de multitudes y una meticulosa atención por el detalle.

El historiador del cine Kevin Brownlow dijo de Scaramouche que era “principalmente una obra de arte en la tradición del siglo XVIII. El periodo ha sido recreado tan evocadoramente que parece inconcebible que la película pertenezca a este siglo. Parece como si a través del esfuerzo combinado de diversos pintores, escultores, diseñadores de escenarios, sastres y arquitectos del siglo XVIII se hubiese alcanzado un clímax del Rococó en el celuloide”.

Más información: http://www.tcm.com/this-month/article/28079%7C0/Scaramouche.html

UNIVERSIDAD DE ZARAGOZA
ÁREA DE ACTIVIDADES CULTURALES
Edificio de Información | C/ Pedro Cerbuna 12 |Tfnos.: 976 762607 | Fax: 976 762609 | email: uzcultur@unizar.es